DESTACADAS NACIONAL Cecilia Vázquez 21/12/2020 (Comments off) (342)

CDMX mintió en los números de contagios por COVID

El gobierno federal tenía datos que deberían haber provocado un cierre inmediato a principios de diciembre. En cambio, mantuvo la ciudad abierta durante otras dos semanas.

Luego de disminuir en verano los contagios, al entrar el mes de diciembre el virus se propagaba rápidamente, las hospitalizaciones aumentaban y los ventiladores se estaban agotando.


A pesar del aumento, los funcionarios federales aseguraron al público durante una sesión informativa el 4 de diciembre que la Ciudad de México no había alcanzado el nivel crítico de contagio que, según los propios estándares del gobierno, requeriría cerrar su economía.

la capital permaneció abierta para los negocios, sus calles atestadas de compradores, sus restaurantes llenos de comensales.

En lugar de cerrar la economía, el gobierno federal engañó al público sobre la gravedad del brote y permitió que la Ciudad de México permaneciera abierta durante otras dos semanas.

Este mes, el gobierno utilizó en su cálculo dos cifras que eran más bajas que las cifras que había puesto a disposición del público en otros lugares, produciendo un resultado que permitiría a la capital, una ciudad de nueve millones de habitantes, mantener los negocios abiertos en las ocupadas semanas de principios Diciembre.

El gobierno finalmente tomó medidas para cerrar la ciudad el viernes. Para entonces, los hospitales de la capital estaban desbordados. La semana pasada, la ciudad estableció récord tras récord para el mayor número de pacientes hospitalizados desde que comenzó la pandemia.


Los médicos abrumados comenzaron a publicar súplicas desesperadas en las redes sociales, instando a los mexicanos a quedarse en casa y advirtiendo que no quedaban camas.

Los funcionarios federales de salud no respondieron a las solicitudes de comentarios. El gobierno de la Ciudad de México señaló los recientes comentarios públicos de la alcaldesa, Claudia Sheinbaum, quien dijo que su gobierno había evitado un bloqueo porque “esta época del año es realmente importante en términos de finanzas familiares”.

A diferencia de muchos líderes mundiales, el presidente mexicano no ha utilizado un programa de estímulo para apoyar a las empresas y los desempleados durante la pandemia. Sin una red de seguridad, cerrar la Ciudad de México en medio de la temporada de compras navideñas causaría un daño considerable a la economía del país.

Pero permitir que los residentes de la Ciudad de México se amontonen en las tiendas, cenen en el interior y trabajen en sus oficinas durante dos semanas mientras se sabía que el virus se propagaba rápidamente ha aumentado la carga sobre un sistema de salud pública ya de por sí tenso, dicen los expertos.

“Han tratado deliberadamente de ocultar la emergencia”, dijo Xavier Tello, un analista de políticas de salud con sede en la Ciudad de México, repitiendo una creencia que se escucha a menudo entre los expertos en salud pública en México. “Cada día que demoraban la decisión, más personas estaban expuestas”.

Hugo López-Gatell, el viceministro de Salud que lidera la respuesta nacional al coronavirus, había dicho en una conferencia de prensa que el sistema de semáforos era un “instrumento objetivo” sobre el cual “no puede haber negociaciones”.

Con información de The New York Times // Natalie Kitroeff

Publicaciones Relacionadas