Inicio DESTACADAS Egresa primera paciente del IMSS atendida con plasma convaleciente en Coahuila

Egresa primera paciente del IMSS atendida con plasma convaleciente en Coahuila

433
Egresa primera paciente del IMSS atendida con plasma convaleciente en Coahuila
Egresa primera paciente del IMSS atendida con plasma convaleciente en Coahuila

La primera paciente recuperada, tras haberse sometido al protocolo de Plasma Convaleciente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Coahuila, egresó del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 después de 15 días de tratamiento en el área COVID-19.

El IMSS en Saltillo se ha convertido en pionero en la aplicación de este protocolo que hasta hoy, únicamente se desarrollaba en Nuevo León, Guadalajara y Ciudad de México.

Doña Aída ingresó el 29 de mayo estado grave, ya que padece hipertensión arterial, obesidad y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), padecimientos a los que se sumó la infección por coronavirus.

Con dedicación y esmero, el personal de salud llevó el seguimiento pormenorizado de su evolución. Tras un análisis colegiado por parte de los directivos del hospital y del grupo de médicos que intervienen en la toma de decisiones de los pacientes con COVID-19, consideraron que doña Aída era candidata para esta nueva alternativa terapéutica.

Te puede interesar 👉 ¿Cómo están viviendo los niños y niñas la cuarentena?

Explicaron el procedimiento a ella y a sus dos hijos, y una vez que firmaron los consentimientos, el reto era encontrar el momento adecuado para aplicar el plasma.

El martes 2 de junio, en función del número de donadores que ha aportado Coahuila, la titular de los Servicios Auxiliares de Diagnóstico, Lorena Borja Márquez, realizó la petición de dos unidades de plasma convaleciente a la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) No. 34 en Nuevo León.

El viernes 5, arribó la ambulancia con el hemoderivado e iniciaron las pruebas de compatibilidad encaminadas a cumplir con todos los protocolos de seguridad para minimizar la posibilidad de rechazo. El riesgo era alto, pero no había otra opción, su estado de salud se complicaba cada vez más.

Por la tarde se transfundió y un día después se tomaron las primeras muestras.

“La evolución fue sorprendente, mejoraron los niveles de saturación de oxígeno, se levantó a caminar y por una ventana saludó a su hijo que la esperaba en el pasillo exterior del edificio”, narró la especialista en neumología, Alejandra Moncada López, quien es una de las líderes de equipo COVID-19 en el turno matutino.

Tan pronto se sintió mejor, doña Aída, quien toca guitarra, canta y dibuja, delineó el retrato del personal de salud -hombre y mujer- cubiertos con los trajes especiales, lentes y cubrebocas. En el lienzo, los integrantes del “covidario” escribieron mensajes de aliento y gratitud para la mujer de 61 años.

La directora del HGZ No. 1, Ana María Martínez García, explicó que la terapia con plasma de personas convalecientes es un tratamiento alternativo, como apoyo para aquellos enfermos graves de SARS-CoV-2.

Te puede interesar 👉 Vinculan a proceso a sujeto que asesinó a una perrita en Sonora

Si bien no hay evidencia científica de que algún medicamento sea absolutamente efectivo para tratar el COVID-19, el protocolo parte de que las personas recuperadas de esta enfermedad generan anticuerpos en su sangre y al transfundirse a un enfermo estimulan su capacidad de combatir el virus.

Martínez García dijo que el resultado ha sido posible gracias al trabajo comprometido y multidisciplinario del personal del hospital, y a la generosidad de los coahuilenses que han aceptado participar en la donación de plasma. En la medida que incremente el número de donadores será posible salvar más vidas.

En el IMSS hemos encontrado cordialidad, amabilidad y humanismo

Manuel y Guillermo, hijos de la señora Aída, comentaron que la atención que recibió la paciente fue extraordinaria, “hemos encontrado cordialidad, amabilidad y humanismo. Queremos darle las gracias a todo el personal médico, a trabajo social y a quienes tienen esa cercanía con los pacientes, indicaron.

Son unos ángeles para mí

Antes de salir del hospital, doña Aída expresó su agradecimiento al personal del IMSS que la cuidó durante su convalecencia. “Son unos ángeles para mí. Hicieron el milagro de que yo regresara. Muchas gracias por su amor y por su medicamento oportuno”.

El virus del SARS-CoV-2 permanece algunos días en el papel y en todos los objetos que toca una persona enferma. Aída no pudo llevar a casa el dibujo con los mensajes de aliento escritos para ella, pero podrá conservar una fotografía que el personal del Seguro Social hizo llegar a sus hijos por medio del WhatsApp.