INTERNACIONAL NOTICIAS Matzil Contreras 08/04/2020 (Comments off) (325)

Los efectos de la cuarentena por COVID-19 en la sismología

08 de abril (CNN) Las grandes metrópolis alrededor del mundo, que hace tan solo unas semanas estaban repletas de gente, ruido, automóviles y maquinaria pesada, de pronto se han recuperado el silencio.

Lo anterior se debe a las medidas de distanciamiento social que han tomado los gobiernos de diferentes países para intentar contener el rápido avance del SARS-CoV-2 (nombre del virus que causa la enfermedad del Covid-19) y que ha tenido efectos inesperados, como la disminución de las vibraciones generadas por la actividad humana.

Te puede interesar: Cómo la explosión de una ballena en una playa de EE.UU. nos puede enseñar a combatir el coronavirus

El que millones de personas se queden en sus casas, ha logrado que muchos científicos registren menos ruido sísmico, o sea, las vibraciones generadas por las actividades de la vida diaria (industria y transporte, principalmente), por lo que la corteza superior de nuestro planeta se mueve (un poco) menos de lo habitual.

El geólogo y sismólogo Thomas Lecocq, del Observatorio Real de Bélgica, se dio cuenta de este peculiar suceso en Bruselas.

La capital del país europeo ha visto disminuido el ruido sísmico entre un 30% a un 50% desde mediados del mes pasado, cuando se tomó la decisión de cerrar escuelas y centros de trabajo en un esfuerzo por frenar al coronavirus.

Esta situación ha hecho posible que se puedan detectar eventos sísmicos en las ciudades que normalmente pasarían desapercibidos, camuflados entre las vibraciones generadas por la actividad humana.

Paula Koelemeijer, sismóloga de la Royal Society de Reino Unido, se suma a las observaciones, luego de que publicó un tweet en el que demuestra la caída de ruido sísmico en el oeste de Londres, luego de que se anunciaran medidas de contención de la población.

Imagen: Gráfica que muestra la reducción de vibraciones en el oeste de Londres. Créditos: Paula Koelemeijer.

Por su parte, Mark Vanstone, maestro e hidrogeólogo se sumó a las observaciones, y compartió en su cuenta de Twitter una gráfica en la que se nota de manera dramática la disminución del ruido sísmico en los alrededores de la Truro School, un colegio ubicado en el condado de Cornwall, al suroeste de Inglaterra.

Imagen: Gráfica que muestra la reducción de vibraciones producto de la actividad humana. Créditos: Mark Vanstone.

Prueba de que la gente sigue las reglas

De acuerdo con el científico belga, la reducción del ruido sísmico podría tomarse como un indicador de que la gente se está quedando en sus casas, pues es evidente que hay menos movimientos de transportes en las calles. Aunque en un sentido opuesto, también puede evidenciar cuando la gente en una determinada población decide ignorar la petición de las autoridades de quedarse en casa.

También en México

En nuestro país se observan estos efectos de igual manera, principalmente en estaciones como la de Ciudad Universitaria del Servicio Sismológico Nacional.

La nula actividad universitaria junto con las personas que sí están respetando la cuarentena, ha producido menores vibraciones lo cual se traduce en un menor ruido de fondo en los instrumentos para el monitoreo sísmico.

Publicaciones Relacionadas