Inicio NACIONAL Por mayoría, avalan leyes de la Guardia Nacional

Por mayoría, avalan leyes de la Guardia Nacional

46

CIUDAD DE MÉXICO.- El Senado de la República aprobó por mayoría las cuatro leyes secundarias de la Guardia Nacional, en las que quedó establecido que los marinos y militares que deseen integrarse a ella deberán separarse de su institución de origen y sujetarse al fuero civil.
Con la abstención del senador independiente Emilio Álvarez Icaza, los senadores avalaron las leyes Orgánica de la Guardia Nacional, de Uso de la Fuerza, del Registro Nacional de Detenciones y del Sistema Nacional de Seguridad.
De esta forma, se aprobó que la Guardia Nacional sea un órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad y que todos los elementos que ingresen cuenten con el Certificado Único Policial, que incluye el control de confianza.
Luego de intensas negociaciones, sin debate, el pleno del Senado aprobó además que los recursos humanos, económicos y materiales de la Guardia estén a cargo de la Federación, y podrá celebrar convenios de colaboración con estados y municipios cuando éstos requieran apoyo en seguridad.
Mientras tanto, en la Ley Nacional Sobre el Uso de la Fuerza establecieron que los cuerpos del nuevo mando policial y de las Fuerzas Armadas que realicen tareas de seguridad se regirán por esta norma y que por ningún motivo podrán hacer uso de armas en manifestaciones pacíficas.

Lo destacado
LEY ORGÁNICA DE LA GUARDIA
Será un órgano administrativo de la SSPC.
Sus integrantes de Marina y Ejército deberán separarse del cargo.
LEY SOBRE USO DE LA FUERZA
Regula a las corporaciones y al Ejército en seguridad pública.
Su uso será gradual. La fuerza letal será el último recurso en cualquier operativo.
LEY DE REGISTRO DE DETENCIONES
Se crea una base con información nacional de detenidos. Los datos se sujetarán a la ley de protección.
El registro de una detención deberá ser inmediato.
LEY DE SEGURIDAD NACIONAL
Establece competencias y coordinación entre la Federación y las entidades.
Crea bases de datos de personas sentenciadas. Se debe colaborar con el Inegi.