Inicio SALUD Y CULTURA El pez león invade el Mediterráneo

El pez león invade el Mediterráneo

58
Fotografía de un pez león tomada en el zoológico de Schönbrunn, Vienna, Austria.
Fotografía de un pez león tomada en el zoológico de Schönbrunn, Vienna, Austria.

El pez león se caracteriza por sus asombrosas y diferentes rayas de sus aletas pectorales y sus largas antenas, blancas y negras. Sin embargo, los devastación que causa en su hábitat está diezmando la biodiversidad marina.

Ha establecido poblaciones fuera de su hábitat natural, como en el sureste de EEUU, en el Caribe y en el Mediterráneo. Ha invadido estos mares acosando vorazmente a las especies autóctonas, lo que ha supuesto un incremento notable de peces león en zonas muy amplias.

Te puede interesar: ¿Por qué pican los mosquitos?

No se sabe con exactitud cómo las primeras poblaciones de peces león colonizaron otras aguas, pero las teorías van desde la liberación intencionada con fines comerciales hasta la liberación no intencionada provocada por el huracán Andrew, que arrastró al mar ejemplares cautivos en acuarios, o llevados entre las aguas de lastre de las embarcaciones.

Cortesía

Tras llegar a nuevas aguas, el pez león se reproduce a un ritmo asombrosamente alarmante. Es capaz de desovar dos o tres días durante todo el año. Los huevos los liberan en aguas abiertas, donde eclosionan y flotan en el plancton antes de asentarse en los arrecifes.

Te puede interesar: México espera extraer 320 toneladas de sargazo

Con la llegada del pez león, los depredadores autóctonos ven cómo disminuyen sus presas, lo que supone un importante desequilibrio del ecosistema.

El único “depredador” que queda, por tanto, es el ser humano y la necesidad de cazarlos selectivamente se está convirtiendo en una prioridad urgente. Ha habido muchas llamadas de atención, tanto desde grupos conservacionistas como desde la industria piscícola, que consideran que la caza selectiva de estas especies invasoras es el único modo efectivo para reducir expansión.

Con información de Agencias