Inicio SALUD Y CULTURA Huevos comestibles que no son de gallina

Huevos comestibles que no son de gallina

83

CIUDAD DE MÉXICO.- Revueltos, ahogados, tibios, duros, los huevos son un alimento versátil y delicioso en todas sus presentaciones. ¿Ya probaste aquellos huevos que no son de gallina?
El huevo por excelencia es un alimento nutritivo que se encuentra presente en la preparación de la mayoría de las comidas que realizamos al día.
Esta misma frecuencia puede llegar a aburrirte; sin embargo, en esta ocasión te dejamos 6 opciones de huevos comestibles además del de gallina.
Deja volar tu imaginación, incluye estos huevos en tu dieta del día a día y consigue resultados deliciosos y nuevos para cada platillo.
1. Huevos de codorniz
A pesar de que no son tan comunes como los huevos de gallina, estos huevos también suelen verse en el día a día.
A pesar de su reducido tamaño, contienen más proteínas y vitaminas que los huevos de gallina, para que te des una idea contienen cinco veces más potasio y hierro que los clásicos gallineros.
2. Huevos de pato
Son ligeramente más grandes que los huevos de gallina y su contenido de gracia también es mayor. Se compone de proteínas, vitaminas: A, E, B2, B5 y minerales: fósforo, hierro calcio y potasio.
3. Caviar
También conocido como huevos de pescado, estas huevas provienen del esturión beluga, un pescado que solo se encuentra en los mares cerca de Rusia y Medio Oriente.
Se curan con sal y están listos para ser un alimento rico en antioxidantes y minerales. Su precio es elevado por ser un producto exclusivo, sin embargo su rico sabor lo compensa totalmente.
4. Huevos de ganso
Un huevo de ganso tiene la dimensión de casi 3 huevos de gallina, mismas dimensiones que llevan a este alimento a contener 19.97 g. de pura proteína.
A pesar de que estos huevos no son fáciles de conseguir ya que un ganso pone no más de 40 huevos por año, la espera vale por completo la pena.
5. Huevos de pavo
Su yema espesa crea una inevitable cremosidad dentro de tu boca, lo mejor es que son ricos en calcio.
Su uso en la cocina es muy similar a los huevos de gallina, puedes hacerlos revueltos, fritos o cocidos, únicamente tomando en cuenta que por tener un tamaño mayor a los huevos comunes, tardarán más en cocinarse.
6. Huevos de avestruz
El tamaño de un solo huevo de avestruz es proporcional al de 20 o 25 huevos de gallina. Su sabor es ligeramente más dulce y suave que el de los huevos comunes.
Es perfecto para aquellas preparaciones en las que necesitas cremosidad o esponjar, solo toma en cuenta que en el caso de querer cocinar este huevo el tiempo de cocción necesario es de aproximadamente hora y media.