SALUD Y CULTURA Cecilia Vázquez 24/12/2020 (Comments off) (239)

¿Piel grasa? Evita que tu rostro brille con estos tips

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- La piel grasa del rostro y el cuero cabelludo no es un asunto con el que solamente tengan que lidiar los adolescentes, ya que un buen número de mujeres de entre los 25 y los 35 años también padecen esto. Y es que puede deberse a varias razones como los cambios hormonales, el embarazo, la alimentación o la genética.


Una cara brillosa hace que el maquillaje no dure lo suficiente o que la piel se sienta oleosa, que los poros se dilaten y que, incluso, puedan aparecer granitos blancos o manchas. Además es molesto que te mires al espejo y sientas la cara de charol, es por ello que aquí en “De Última” de EL UNIVERSAL te damos algunos trucos para combatir el brillo de la cara.


Hidratación


Lo más importante para el cuidado de la piel del cutis es la limpieza y la hidratación, para lo cual se debe seguir una rutina, sin excepción. Todas las mañanas es importante que laves tu cara con agua y jabón neutro y posteriormente la hidrates con un tónico sin alcohol, en vez de crema. Déjalo actuar unos 10 minutos antes de ponerte el maquillaje.
Y antes de dormir, luego de desmaquillarte, vuelve a lavar tu rostro perfectamente y, posteriormente, aplica el tónico.


El que tomes 8 vasos de agua al día también te ayudará a mantener tu piel hidratada.


Hidratación después de la base del maquillaje


Una vez que te pones la base de tu maquillaje, con ayuda de un atomizador rocía tu rostro con un poco de agua fría o a temperatura ambiente, posteriormente pasa encima, con pequeños apretones una toalla desechable o pañuelo (ya que las de tela guardan bacterias si no se lavan correctamente o con la frecuencia adecuada). Esto ayudará a fijar mejor el polvo traslúcido en la base y que pases más tiempo sin brillar y sin tener que retocarte el maquillaje.


Finalmente coloca polvo traslúcido o de arroz, para tener un acabado mate en tu cutis.
También es importante que tu base de maquillaje sea libre de aceites para que no le pongas más óleo a tu piel grasa.


Mascarillas

Las mascarillas también pueden ayudarte a eliminar el brillo de la cara; puedes buscar en el mercado algunas opciones o preparar una casera. Por ejemplo, el huevo te puede ayudar porque funciona como un astringente que combate la grasa del cutis.


Solamente necesitarás una clara de huevo y el jugo de un limón. Para la preparación debes batir la clara a punto de nieve e ir incorporando, poco a poco, el jugo del limón; cuando esté lista la mezcla, te la colocas en las zona T, que es la que genera más grasa. Déjala reposar por 15 minutos máximo y retira con agua fría.
Lo recomendable es que te apliques esta mascarilla 2 veces a la semana y por la noche, o de lo contrario, se podría manchar la piel por el limón.


Dile adiós al fleco


Si sufres de piel grasa, tu cuero cabelludo también lo es, por ello es que no se recomienda que uses fleco, ya que la grasa del pelo comenzará a bajar a tu frente y te sentirás brillosa todo el tiempo, no importa cuántas veces te limpies o pongas polvo traslúcido. Así que es mejor que no luzcas ningún tipo de fleco, al contrario, que te peines con el pelo hacia atrás o pongas una diadema o una banda.


No abuses de la exfoliación


La exfoliación nos ayuda a eliminar la células muertas, pero también quita los aceites naturales que produce la piel, por lo que si realizas este procedimiento cosmético más de una vez a la semana, esos aceites se generarán en mayor cantidad.


Maicena y limón contra el brillo de la cara


Estos dos ingredientes seguro que los tienes a la mano en tu cocina y te pueden ayudar mucho a controlar la cara de charol.
Vas a colocar una cucharada de maicena por una de agua, lo recomendable es que sean 3 cucharadas de cada una. Vas a mezclar hasta obtener una masa homogénea, la cual colocarás en tu rostro con movimientos circulares. La vas a dejar actuar hasta que se seque y luego la retirarás con agua fría. Lo recomendable es que te la pongas 3 veces a la semana.


Por su parte, el limón también es un astringente contra la grasa, además que ayuda a eliminar bacterias y a aclarar la piel y quitar manchas. Para que sea efectivo debes exprimir el jugo de un limón mediano o grande en un cuarto de taza de agua. Luego vas a remojar un algodón y limpiar tu cara con movimientos suaves o golpecitos. Al terminar, limpia con agua fría.


Muy importante, el limón puede tener reacciones con el sol, por ello este procedimiento solamente se debe realizar en las noches.

Publicaciones Relacionadas